Construyendo el éxito semana a semana

Construyendo el éxito semana a semana

Tiempo de lectura 2:42 min

Cada mes, semana y día es una oportunidad para empezar, un nuevo comienzo que te permite revisar tus planes, establecer nuevas metas y darle seguimiento a fechas importantes. Pero para poder sacar provecho al máximo de tu tiempo y no dejar que la ansiedad de todas las tareas del año te abrumen, te recomendamos organizar y planificar tu año de forma mensual y semanal.

  • Organizar y visualizar mensualmente

Al planificar tu vida es necesario ir de macro (en este caso hablaremos de mes) a micro (semanal y diario). Empieza haciéndote la pregunta “¿Qué es lo más importante que quiero hacer este mes?”  Esto te ayudará a mantenerte enfocada y manejar de forma óptima tu tiempo para dicho propósito

  • Hacer listas de metas y proyectos a mediana escala

Haz una pequeña lista de objetivos y proyectos que desear lograr a lo largo del mes. Trata de mantenerlo limitado a no más de cinco cosas para que sea manejable. No te pierdas nuestro siguiente blog donde te contaremos de las listas que no deben de faltar en tu planificación anual.

  • Inicio de semana

No te pelees con los lunes, mejor haz como dice el famoso refrán: “Si no puedes con tu enemigo únete a él.” Y para que esto suceda debes ir un paso adelante del lunes. Designa unos minutos del domingo en la tarde o noche para planear tu lunes. Mucho del estrés que sientes al inicio de la semana es por la falta de claridad de cómo y cuando vas a hacer “todo lo que tienes pendiente”. Si lo planificas con anterioridad tienes la tranquilidad que el tiempo es más que suficiente.

No olvides asignar tus citas y fechas importantes (entregas de proyectos, tareas etc).

  • Revisa tu semana anterior

Hacerte las siguientes preguntas te sirven para evaluar tu semana anterior:

  • ¿A que meta me acerqué más?
  • ¿Qué dificultades se me presentaron?
  • ¿Qué pequeños ajustes podrían facilitar mis metas / hábitos?

Si te tomas el tiempo para reflexionar sobre lo que has hecho anteriormente, corres el riesgo de no aprender las lecciones que una dura semana te pudo dejar. Siempre puedes desafiarte a mejorar tus hábitos y a alcanzar tus metas. Si algo no esta funcionando, es necesario observarlo para poder determinar como puedes cambiar de dirección la situación.

Por otro lado, esta revisión también es un recordatorio para celebrar lo que salió bien esa semana.

  • Tu día a día

El proceso de planificar y organizarte es algo que se debe hacer paso a paso, de lo contrario mucha información solo te provocará ansiedad.

Incluye en tu rutina nocturna el sentarse a revisar en tu agenda lo planificado para el día siguiente. De esta manera tienes claridad de cómo estará distribuido tu tiempo y te ayudará a perder menos tiempo navegando en las redes sociales o evitará que procrastines.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados