¿Cuál es tu rutina matutina?

¿Cuál es tu rutina matutina?

Tiempo de lectura 3 minutos

Para crear la vida con la que quieres debes definir y alcanzar metas y objetivos que te ayuden a cumplir con esos sueños. Para hacer eso debes manejar tu tiempo de forma inteligente, usarlo de la forma más eficiente que te ayude a obtener esos resultados. El paso más importante de cómo administrar tu día es aprender a usar las primeras horas de la mañana a tu favor, pues eso establecerá el tono del resto del día. Si optimizas tu rutina en la mañana recorrerá por tu cuerpo una sensación de que estas lista para manejar lo que sea que la vida te lance ese día.

 Los humanos somos criaturas de hábitos. Nos podemos entrenar a adaptarnos a nuevos hábitos, siempre y cuando los repitamos por un tiempo determinado y los practiquemos de forma regular, hasta perfeccionarlos y ya se vuelven parte de tu día a día. Algo así como lavarse los dientes. No naciste con ese comando, seguramente tus padres te explicaron lo importante que era, te supervisaban y con el tiempo lo hiciste por si sola. Pues lo mismo pasa con tu rutina o ritual matutino.

Te sugerimos los siguientes consejos para que incorpores en tus mañanas. En pocas semanas, te sentirás como una persona nueva, con más energía durante el día para abordar tu lista de tareas pendientes.

  1. Estírate: no hay nada más difícil que salir de la cama. Sin embargo no tiene que ser así. Coloca tu alarma lejos de tu cama para cuando suene estés obligado a pararte. Una vez estés fuera de la cama aprovecha a hacer estiramientos suaves para activar tu cuerpo. Una vez fuera de la cama, la parte más difícil ha pasado.
  2. Agradece: algo tan sencillo que puede marcar una gran diferencia. Agradece por todo lo que tienes y por la capacidad que te da la vida de seguir trabajando por lograr tus metas. Da las gracias por todas la experiencias, las buenas y las que te han dado lecciones pues sin ellas no estarías donde estas hoy.
  3. Pon atención a tu estado de ánimo y a tus necesidades emocionales: dedica 5 minutos (o más si lo necesitas) de tu mañana a estar consciente de cómo amaneciste ese día, tu estado de ánimo y potenciales detonantes que pudieras anticipar para que así trabajen a tu favor y no en tu contra. Estar consciente de cómo te sientes evitará que enganches en situaciones que potencialmente te drenen de energía y enfoque.
  4. Visualiza: cierra tus ojos (pero no te vuelvas a dormir) y proyéctate en las tareas que tienes ese día. Al hacerlo describe los sentimientos y sensaciones que experimentas al lograr tus metas del día.
  5. Revisa: tus metas a largo plazo también. Es cierto, enfocarse en el presente es lo más importante, pero ver un poco hacia el futuro es un recordatorio de que los esfuerzos de hoy se van a reflejar mañana.

¿Piensas que esto es mucho y que te va a quitar valioso tiempo de sueño? No tiene que serlo. Con que despiertes 15 minutos antes de tu hora habitual es más que suficiente para que puedas establecer una rutina matutina. Si duermes lo suficiente y todo está preparado de antemano, despertarte unos minutos antes te da tiempo para respirar y la diferencia del resto de tu día será abismal.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados