Dormir = Productividad

Dormir = Productividad

(Tiempo de lectura 2 minutos) 

La productividad es un concepto que describe la capacidad o el nivel de producción de realizar una tarea en un tiempo determinado. A nivel laboral, se habla mucho de este concepto con el cual pretenden medir qué tan eficientes eres en tu trabajo. La productividad se ve afectada por factores externos que pueden interferir en que realices de forma óptima tus tareas e impida o haga más difícil que cumplas con tus objetivos. Esto te lleva a tener sentimientos de frustración, y a la vez afecta en las ganas e interés que le pones a alcanzar tus metas.

De todas las variables que pueden influir sobre la productividad, resalta la falta del sueño o el dormir de forma inadecuada. El dormir bien es fundamental para la habilidad cerebral de aprender y recordar. Después de un desvelo o de una noche donde no duermes bien, es más difícil que tu cerebro “grabe” un conocimiento nuevo y será más complicado que encuentre el archivo de algo que ya guardaste en el pasado. Y a largo plazo, vas olvidando lo que ya sabias por deterioro del cerebro. Esto provoca que realizar una tarea sea más difícil pues se tiene que hacer un esfuerzo extra por encontrar dicha información.

Resultado de imagen para sleep

Lo bueno es que estos efectos son reversibles. Tras una noche de buen sueño nocturno, el desempeño y la memoria te pueden mejorar. El dormir no es un ladrón de tiempo, es una necesidad. Hacer pequeñas pausas durante tus labores diarias no sólo mejorará tu productividad, también evitará dolores de espalda, de cabeza, irritación, nerviosismo, estrés. Si tienes la oportunidad de hacer una pequeña siesta, que no exceda de 30 minutos, los beneficios son casi inmediatos.  Las personas que habitualmente hacen siestas en su mayoría describen esta actividad como una reponedora. La ciencia nos muestra que dormir siesta disminuye la poca tolerancia a la frustración, aumenta nuestro estado de alerta y optimiza nuestro desempeño en tareas cotidianas, mejoras en el desempeño cognitivo (organizar, planear, resolver problemas, mantener la atención), potencia la memoria y optimiza el aprendizaje haciéndonos mas receptivos.                    

Así que si quieres mejorar u optimizar tu productividad, te recomendamos que le pongas un poco más de atención a tus hábitos de sueño. El dormir 7-8 horas pueden ser la herramienta que te hace falta para alcanzar tus metas y sentirte realizada con tus labores diarias.

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados