Eat Move Sleep: el arte del balance

Eat Move Sleep: el arte del balance

Todas tus decisiones en la vida cuentan. Suman o restan dependiendo del impacto que ejercen en tu vida. Independiente al nivel de salud que tengas actualmente, puedes hacer pequeños cambios con gran impacto que te permitirán tener más energía y vivir plenamente.

La salud depende de muchos factores y muchas veces nos enfocamos en uno en particular y desentendemos otro, lo que causa que siempre estemos en desbalance. “Comer, moverse y dormir” son tres componentes básicos que se conectan entre sí. Al hacer cambios pequeños y constantes pero sostenibles en el tiempo, los resultados de esta ecuación te permitirán optimizar tu vida, tu tiempo tu creatividad acercándote aún más a tu mejor versión.

 Los siguientes consejos te ayudarán a balancear esta importante ecuación:

  1. Olvídate de las dietas de moda para siempre: piensa mejor en una alimentación saludable y balanceada que sea sostenible a largo plazo, donde eres consciente de hacer tres comidas al día y dos snacks (de ser necesario) pero con alimentos ricos en nutrientes y de calidad. Jamás te saltes una comida, esto causa que acumules hambre para la siguiente comida y lo más probable es que no se te antoje comer lechuga. Tu cuerpo va a pedir grasa y azúcar pues es la fuente más rápida y alta de energía que le puede dar a tu organismo.
  1. Que la inactividad se vuelva tu enemigo: solo hacer ejercicio no es suficiente. Ir al gimnasio 3 veces por semana 1 hora no es suficiente. Actualmente pasamos más tiempo sentados (9.3 horas promedio) que durmiendo. El cuerpo no fue diseñado para estar quieto y hacer dieta mas un poco de ejercicio no contrarresta todos los daños del no moverse. Lo que verdaderamente te va a mantener saludable es ser activo a lo largo del día. Evita estar sentada largos periodos, usa las gradas en vez del ascensor, parque lo más lejos posible de la entrada de tu destino para moverte más, saca a caminar a tu perro (que también ama pasear).
  1. Duerme más para poder rendir más: quítate esa idea que dormir es una pérdida de tu tiempo. Una hora menos de dormir no equivale a una hora más de rendimiento. Al contrario, el dormir más hace menos eficaz tu desempeño. Evita que la falta de sueño te vuelva más lenta. Prioriza tus 7-8 horas de sueño nocturno. Si no estas acostumbrada a dormir temprano, cada noche empieza tu rutina de sueño 10 minutos antes cada día hasta que logres alcanzar tu meta.

 Intenta poner en práctica lo siguiente :

  • Identifica cuales son los elementos más saludables y sostenibles de dietas que has probado en el pasado. Inclúyelos en tu estilo de vida para siempre.
  • Todas las mañanas proponte formas para moverte más, independiente al ejercicio que ya haces.
  • Duerme más hoy para poder hacer más mañana.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados