¿Llevar un registro de mi humor?

¿Llevar un registro de mi humor?

Tiempo de lectura 1:53 mins

No puedes administrar lo que no mides. Esta frase aplica en los negocios, la salud e incluso en la vida personal.  Para poder corregir un problema primero es necesario prestar atención a la situación,  debemos saber objetivamente el origen, la frecuencia y el impacto para poder pensar en la posible solución. 

Para algunas personas es muy fácil organizar, analizar y procesar los sentimientos que experimentan a diario y como estos impactan en sus vidas, pero para otros llegar a una conclusión precisa puede ser difícil.

Darle seguimiento a tu estado de ánimo es una forma increíble de controlar y conocer tus emociones. Puedes usar un cuaderno para documentar las emociones que diariamente sientes con el objetivo de mejorar tu calidad de vida.  Pero, ¿has hecho el análisis de cómo te comportaste durante el mes? Para eso están los mood trackers.    

Esta técnica, que existe desde los años 60, es útil para expresar exactamente cómo te sientes, incluso cuando las palabras no pueden describirlo. También te ayuda a determinar que situaciones son las que gatillan ciertas emociones.  Por esta razón llevar un registro de tu estado de ánimo es una valiosa herramienta que te ayuda a observar, examinar y comprender tus patrones emocionales, así como que los desencadena como situaciones y  posibles eventos que lo causan. 

Una sección de tu diario puede ser un mood tracker donde de forma creativa, dibujos, escalas o figuras, puedes obtener una idea mas clara de tus emociones y estado de ánimo, lo que hace que el proceso de tomar de decisiones sea mucho más fácil. Esta herramienta también es útil si deseas conocerte más a profundidad, minimiza el factor subjetivo y al plasmarlo en papel y poderlo observar a distancia te da una mirada más objetiva de la realidad. 

De los ejemplos que más nos gustan es el de asignar un color a distintos sentimientos. Rojo para enojo, amarillo para felicidad, azul para tristeza, verde para calma, morado para miedo (piensa en la película “Intensa Mente” de Disney).  Al finalizar tu día coloreas con un marcador, crayon o acuarela una figura o dibujo representando el sentimiento o estado de animo que reflejan de mejor forma tu día.  Al final de la semana podrás observar  objetivamente como te sentiste. De la misma forma puedes evaluar tu mes, semestre e incluso tu año.  Teniendo un panorama mas claro, puedes proponerte hacer cambios en tu vida (hábitos, amistades, trabajo, relaciones, proyectos) ya que todos estos juegan un papel importante en tu salud emocional. 

Los mood tracker son una forma creativa que ayuda a volver algo subjetivo en objetivo para poderlo medir y así idear, diseñar y ejecutar un plan de acción, te mantienen más enfocada en lo que verdaderamente importan y que muestran una radiografía de tus emociones. 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados