Procastinando ando

Procastinando ando

Tiempo de lectura, 1:50 min.

“Aplazar una cosa fácil hace que sea difícil. Aplazar una cosa difícil la hace imposible.”  | George Claude Lorimer

La procrastinación, postergación o posposición es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables. ¿No te ha pasado que una tarea que fácilmente podrías realizar en 40 minutos se vuelve un evento de todo un día? algo que se vuelve frustrante e insatisfactorio. Por eso a continuación te compartimos cuatro consejos para que optimices tu productividad y así puedas convertir tus objetivos abstractos en acciones realizables en tu día a día, para que tus metas se vuelvan realidad.

  1. Un cuaderno de proyectos

En donde puedas escribir esas metas. Es importante plasmar en papel y sacarlo de nuestra cabeza para poderlo llevar a la realidad y que no se quede como castillos en el aire. Revísalo idealmente todos los días para mantenerte enfocada en lo que estas trabajando.

  1. Post-it

Coloca una hoja con una división en medio. En una mitad pones los pendientes y cuando vas terminando una tarea, cambias el post-it a la parte de lo que ya terminaste. Es algo muy simple pero esa sensación de cambiarlo de lado es un alivio especialmente si tienes tendencias de TOC (trastorno obsesivo compulsivo). Asegúrate de que estén en un lugar visible para que no los olvides.

  1. Usa un calendario

Si tienes que hacer una tarea todos los días, toma un calendario y marca con una X cada día que lo haces. El objetivo es no romper la cadena de equis en el calendario y al igual que los post-it y el cuaderno, es importante que lo puedas visualizar para mantenerte la motivación.

  1. Dormir 7 – 8 horas

Puede sonar tonto, pero dormir menos de lo recomendado y desvelarse esta asociado a que tu memoria a corto plazo sea menos efectiva, que requieras de mayor concentración para poder realizar tareas sencillas y que te tardes más en aprender una nueva destreza o conocimiento.

  1. Descubre lo que te retrasa

Es una buena idea preguntarte qué es lo que te está retrasando para que decidas no iniciar la acción que te solicitan. Reconocer por qué te demoras podrá ayudarte a cambiar este hábito.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados